Excusas…no!

24 Nov

El equipo es uno de los pilares fundamentales sobre los cuales se sustenta el éxito o fracaso de un proyecto. El óptimo encaje de cada pieza es un objetivo que todo PM busca conseguir pero que no siempre puede lograr. Motivos, sobran, lo cierto es que antes de poder optimizar algo deberemos lograr que funcione y para que funcione deberemos entender la dinámica por la cual atraviesa un equipo. El PMBok nos aporta luz respeto a este punto. En el capítulo 9 nos dice:

Segun una teoria, existen cincos etapas de desarrollo que los equipos pueden atravesar. Normalmente, estas etapas se presentan en orden. Sin embargo es frecuente que un equipo quede atascado en una etapa particular o retroceda a una etapa anterior. Ademas, en caso de proyectos cuyos miembros del equipo han trabajado juntos en el pasado, es posible que se salte una de las etapas.

  • Formación: El equipo se reúne y se informa acerca del proyecto y de cuáles son sus roles y responsabilidades formales. Los miembros actuan de manera independiente y no suficientemente abierta.
  • Turbulencia: El equipo comienza a abordar el trabajo del proyecto, las decisiones técnicas y el enfoque de dirección de Proyectos. Si no hay colaboración, el ambiente puede tornarse destructivo.
  • Normalización: Los miembros del equipo comienzan a trabajar en conjunto y adaptan sus comportamientos y hábitos de trabajo para apoyar al equipo. Los miembros comienzan a confiar uno en otros.
  • Desempeño: El equipo funciona como una unidad bien organizada. Enfrentan los problemas con eficacia y sin complicaciones.
  • Disolución: El equipo completa el trabajo y finaliza el proyecto.

Una vez formado el equipo, nuestro norte sera poder alcanzar rápidamente el estado de desempeño, donde todo fluirá de la forma mas óptima posible hasta que alcancemos el punto final exitoso donde debamos disolver el equipo.

Ahora bien, este nivel de desempeño es sinónimo de eficiencia y esta eficiencia se consigue con esfuerzo, esfuerzo para entregar día a día lo mejor de cada uno. Sabiendo que hay que dar una dura batalla, ¡quien nos impulsa a caminar ese largo camino? ¿quien nos mueve a empujar y empujar? ¿quien es el combustible de nuestra búsqueda constante de hacer las cosas mejor?. Mi respuesta esta en la motivacion. La motivacion son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación (Wikipedia). Es el combustible que nos mueve a seguir estirando el brazo para poder alcanzar el escurridizo objetivo.

Este combustible, necesario para que una persona o un equipo alcance su nivel máximo de desempeño, puede nacer en diferentes necesidades: dinero, calidad de vida, bienes materiales, logro profesional, honor, ego, etc.

Pero, como todo combustible, muchas veces se nos acaba cuando vemos que las cosas son mas complicadas que lo que parecian, mas dificiles de lo que las habiamos planificado, mas lejano todo de lo que pensabamos tenerlo…y ahi me vienen a la mente dos pensamientos recurrentes que suelen darse y que muy bien el video que les dejo grafica: o quienes logran el éxito es porque siempre tuvieron todo fácil o uno está poniendo excusas para no levantarse y continuar. ¿Con cual se quedán ustedes?.

Saludos, Gastón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: